Manifiesto del quinto congreso u.c.

Manifiesto de la Unidad Cubana


I. Introducción


Las organizaciones que integran la Unidad Cubana, en ocasión de celebrarse su V Congreso, desean dar a conocer al pueblo de Cuba en la Isla y en el exilio, y a la comunidad internacional en general, su visión de la problemática cubana, particularmente en lo que se refiere a la estrategia y objetivos inmediatos a lograr, y a los planes para la reconstrucción una vez derrocada la tiranía.


II. El cambio


Es absurda, irreal e ilógica la posición que se esfuerza en buscar una solución al problema cubano a través de un entendimiento con Castro o con sus cercanos colaboradores. Igualmente absurda es la tesis de que mediante contactos de pueblo a pueblo, el pueblo cubano va a aprender lo que es la libertad y la democracia. Como si fuera necesario que un turista, con espejuelos oscuros y cámara fotográfica, le enseñara al cubano de la Isla que la opresión, el hambre y la miseria que sufre hace 42 años son totalmente injustas.

Ante esta situación, en la cual se han cerrado todos los mecanismos pacíficos de cambio, es legitima la resistencia adecuada que proclamó la Constitución de 1940, y el derecho a la rebelión que reconoce actualmente en su Preámbulo la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Ya el tradicional espíritu libertador del pueblo de Cuba se rebela y manifiesta en las expresiones de artistas, intelectuales, de una incipiente prensa independiente, trabajadores, militares, y una juventud que ha nacido durante la tiranía y que ha comprendido el engaño y la traición del actual régimen comunista.

La liberación de Cuba tiene que producirse primordialmente por el esfuerzo de los cubanos de la Isla pasando de la resistencia pasiva a la confrontación con el apoyo del exilio. Si bien debido a la persecución de que son objeto los patriotas en el extranjero no es posible suministrarles a los combatientes en la Isla materiales adecuados, como se hacía en el pasado, con la total cooperación de los que ahora la impiden, no por eso el cubano en la Isla está desprovisto de los medios con que habrá de preparar la insurrección popular que pondrá fin a la tiranía. Que sea otra vez la tea incendiaria, que el generalísimo Máximo Gómez prendió de Oriente a Occidente, la llama que ilumine el camino hacia la libertad.

Entretanto el exilio continuará recabando el reconocimiento y apoyo internacional a la lucha interna, y enfrentándose abiertamente a los que, por un lado aplauden a la insurrección contra Milosevic y por otra, le dan la mano al más sanguinario tirano en la historia de este continente.

Para que en Cuba pueda llegarse a un sistema de verdadera libertad y democracia tiene que erradicarse por completo el actual sistema de control ejercido a través de los cuerpos represivos, del alto mando de las fuerzas armadas, de las grandes empresas industriales, agropecuarias y turísticas y de la educación y la prensa. Control éste que fuera entronizado primero a través del engaño y mantenido luego por el terror.

Pero para que el cambio se produzca, el único camino consonante con nuestra soberanía es un levantamiento popular a todo lo largo de la Isla, secundado por aquellos sectores de las fuerzas armadas, que no estén comprometidos con crímenes o prebendas.

En este sentido queremos dejar sentado en forma inequívoca que el pueblo de Cuba no reconocerá ni aceptará jamás una componenda, como pretenden determinados intereses extranjeros, en que se sustituya a Castro por un equipo de sus igualmente culpables seguidores, los cuales claro está, conservarían su inmunidad y prebendas, pretendiéndose dar a esa situación la falsa apariencia de un retorno a la democracia.

Proclamamos que el régimen actual debe ser sustituido de inmediato a su caída por una Junta Cívico-Militar integrada por representaciones iguales de oposicionistas de dentro de la Isla, del exilio y de miembros no maculados de las fuerzas armadas.


III. El Tránsito a la Democracia


La Junta Cívico Militar que tome el poder a la caída del régimen Castro-comunista deberá tomar las medidas siguientes:

1. Libertar a todos los presos políticos.

2. Disolver todos los cuerpos represivos y de vigilancia en los barrios y centros de trabajo.

3. Promulgar un estatuto constitucional provisional adoptando los principios de la Constitución de 1940 con protección a los derechos individuales y de los trabajadores.

4. Proclamar la libertad de expresión individual y de todos los medios de prensa, así como la libertad de culto para todas las religiones.

5. Autorizar la formación de partidos políticos, organizaciones obreras y patronales y demás entidades de la sociedad civil.

6. Llevar a cabo un censo electoral designando a un tribunal electoral independiente que dirija y supervise al mismo.

7. Instaurar un sistema judicial independiente.

8. Encaminar al país hacia una convención constituyente y posteriormente a unas elecciones generales en el plazo más breve posible.

9. Llevar a cabo un programa de privatización acelerada a favor de todo el pueblo cubano que conduzca a un sistema de economía de mercado. Dicho programa deberá incluir el reconocimiento del derecho de sus legítimos dueños, en Cuba o en el extranjero de propiedades agrícolas, industriales y mercantiles confiscadas por un gobierno ilegal.

10. Proceder a la expropiación de inversiones hechas durante el gobierno de la tiranía por extranjeros o cubanos residentes fuera de la Isla.

11. Establecer los controles necesarios para evitar la penetración del narcotráfico y lavado de dinero o de su influencia en el desarrollo económico de la Isla.

Para el logro de estos propósitos convocamos a la lucha por una Cuba libre y soberana. Libre y soberana por la gracia de Dios, y el coraje de sus hombres y de sus mujeres.

FEDERACION DE ORGANIZACIONES DEL EXILIO HISTORICO
FEDERACION DE ORGANIZACIONES DEL EXILIO HISTORICO
DIOS PATRIA Y LIBERTAD
FEDERACION DE ORGANIZACIONES DEL EXILIO HISTORICO
FEDERACION DE ORGANIZACIONES DEL EXILIO HISTORICO
FEDERACION DE ORGANIZACIONES DEL EXILIO HISTORICO
DIOS PATRIA Y LIBERTAD
FEDERACION DE ORGANIZACIONES DEL EXILIO HISTORICO
FEDERACION DE ORGANIZACIONES DEL EXILIO HISTORICO
DIOS PATRIA Y LIBERTAD
FEDERACION DE ORGANIZACIONES DEL EXILIO HISTORICO
FEDERACION DE ORGANIZACIONES DEL EXILIO HISTORICO
DIOS PATRIA Y LIBERTAD
FEDERACION DE ORGANIZACIONES DEL EXILIO HISTORICO
FEDERACION DE ORGANIZACIONES DEL EXILIO HISTORICO

P.O. Box 1973 Miami, FL, 33135. Tel. (305)545-7600. Fax. (305)545-5960. Email. unidadcubanainc@bellsouth.net

Website. www.launidadcubana.org